El mítico 'Bobfest' se revisita en 2014 con una cuidada edición en imágenes e inéditos


Ydisponemos del primer lanzamiento de Sony/Legacy para la dylanteca de 2014: el mítico concierto homenaje (Bobfest) a Dylan en el Madison Square Garden (1992) en versiones sólo música (dos cedés) y por primera vez en imágenes (doble dvd) y disco blu-ray, que llegaban esta semana a las tiendas de música para gozo de la compañía discográfica cuya idea, siempre oportunista y ventajosa, aporta nuevos registros sonoros e imagenes inéditas de esta memorable reunión de pesos pesados de la música para homenajear los treinta años de carrera musical del juglar de Minesota.

En realidad, el proyecto no descubre nada sorprendente en cuanto al audio, a excepción de dos tomas inéditas grabadas durante las pruebas de sonido, a la sazón los ensayos de Eric Clapton y Sinéad O'Connor en Don't think twice, its all right y I believe in you, respectivamente, si bien la versión de la cantante dublinesa fue excluída del álbum que del concierto se publicó en 1993. El resto de canciones han sido remasterizadas para esta nueva edición. Por lo que respecta al vídeo, es ésta la primera vez que se publica oficialmente, aunque por internet, desde aquella histórica noche de otoño en Nueva York, han ido circulando cintas de aquella actuación, siendo una de las más completas la que en 2012 y bajo el título The genuine Bob Dylan 30th anniversary celebration recopilaba en cuatro deuvedés un amplio documental sobre el concierto. La esencia de éste es la recogida ahora por Sony/Legacy para ofrecer además de las actuaciones, cuarenta minutos de material inédito, secuencias de los ensayos y entrevistas. Unas notas del historiador del pop Bill Flanagan apuntalan un material imprescindible para el coleccionismo.

Dylan, en un momento del concierto. Foto: Ken Regan.

Aquella noche del 16 de octubre Nueva York vivió uno de sus grandes acontecimientos musicales, que daría que hablar durante años por la fuerza de su realización y por el elenco de artistas que se reunieron para tributar homenaje a la figura y música de Dylan. Con un lleno en el Madison Square Garden, alrededor de dieciocho mil personas habían agotado días antes las entradas. Durante cuatro horas desfilaron por el escenario viejos y nuevos compañeros de viaje del juglar, Johnny Cash y June Carter Cash, Lou Reed, The Clancy Brothers, Ritchie Havens, Johnny Winter, Roger McGuinn, Tom Petty & the Heartbreakers, Stevie Wonder, Willie Nelson, Kris Kristofferson, Neil Young, Eric Clapton, Ron Wood, Chrissie Hynde, The O'Jays, Eddie Vedder, Sinéad O'Connor, Tracy Chapman y George Harrison, entre otros. Para la ocasión se había formado una sólida banda de acompañamiento, a la sazón G. E. Smith (aún se le recuerda de la gira de 1989 con Dylan en España), compartiendo guitarra con Jim Keltner, Anton Fin en la batería y tres miembros de Booker T & The M.G's que ejecutaron con y virtuosismo las magistrales versiones dylanianas.

Vídeo promocional de The 30th anniversary 
concert celebration deluxe.

Read more...

Editado en Japón, a un mes del tour 2014, un cedé pirata de Dylan en Budokán el 28-2-1978

bob_dylan_japanAt Budokan - Front Budokan_soundcheck_1
Bob Dylan durante la prueba de sonido anterior a uno de los conciertos en Tokio en 1978. A la izquierda arriba portada del nuevo disco pirata; abajo la del álbum editado por Columbia en 1979 con canciones de este concierto y del 1 de marzo en Budokan.


un mes del comienzo del tour 2014 por Japón arranca el 31 de marzo en Tokio, donde Bob Dylan tiene contratados ¡ocho conciertos!, el sello discográfico Tarantura editó el pasado 27 de febrero un doble cedé pirata que recoge la actuación completa del músico en el Naipoon Budokan Hall (Tokio) el 28-2-1978, que junto con canciones del concierto del 1 de marzo en el mismo escenario se editó el disco en directo que Columbia sacó al mercado un año después (Bob Dylan at Budokan) y con el que el juglar, a fuer de unas melosas versiones de sus clásicos, un atuendo de luciérnaga y una orquesta con líricos coros logró desorientar —como en los días del Selfportrait (1969)— a la opinión pública. Sin embargo, ahí estaba el genial compositor de Street Legal (1978) llevando al mundo su nueva imagen y versiones cuya puesta en escena tanto encandilaron, no obstante, en Londres, con esos majestuosos conciertos en el Earls Court, y en los no menos soberbios interpretados en el Deutschlandhalle del Berlín oeste. Japón fue la prueba de fuego de este Dylan reinventando y el músico salió indemne del Far East, en parte porque al público nipón le encanta esta parafernalia musical donde lo coral predomina sobre lo espontáneo, donde la imagen impoluta sobre la efigie desaliñada.


Live in Japan reúne los ingredientes para no defraudar a los nuevos dylanitas nipones, incluso aporta a los coleccionistas el concierto completo, dado que las cintas piratas que circulan de aquél dejaron fuera las últimas seis canciones, entre éstas la entrañable Tomorrow is a long time, que Dylan no intepretaba en directo desde el 17 de julio de 1963 en Minneapolis. Aquella noche de febrero en Budokan, Dylan interpretó por primera vez en un escenario la bella Is your love in vain?, extraída del que iba a ser su próximo álbum de estudio, Street Legal. El concierto arranca como otros de este tour con una versión instrumental, sin la intervención de Dylan, del clásico A hard rain a gonna fall, a la que sigue un impresionante Repossession blues (de Roland James) que el juglar simultanea con Lonesome bedroom (de Buddy Wilson) o la encantadora Love her with a feeling del blusista Tampa Red. Cuando el concierto empieza a dar la cara realmente es a partir de la tercera canción, Mr. Tamborine man, arropada por un sonido orquestal que nos sitúa en un tiempo desconocido, en un inesperado lugar, alejados de la onda dylaniana.

Pero es lo que el destino señalaba entonces, con un artista enredado en partituras orquestales y emocionalmente entregado, actitud que un año después abandonará para encauzar su via crucis místico. 1978 fue el año del Dylan orquestado, un movimiento cultural nada censurable, incluso en esta andadura el juglar supo mostrar lo mejor de sí a una audiencia deseosa de verlo y escucharlo en escena. Live in Japan responde a esas exigencias, y aún hoy, en circunstancias excepcionales, es agradable escuchar las pistas de este concierto. El sello Tarantura, radicado en Japón, es famoso por la publicación de discos pirata, especialmente de Led Zepppelin. Por lo que respecta a Dylan ha lanzado al mercado alternativo los conciertos del 21 y 23 de febrero de 1978, siendo el nuevo que subimos al blog el volumen siete. En general, la calidad de sus grabaciones es alta, si bien sus ediciones limitadas entre 350 y 500 unidades hace muy difícil adquirir estos álbumes fuera de Japón.

Live in Japan. Sello: Tarantura. Catálogo: TCDBD-7. Grabación: Audiencia. Concierto completo.
Bob Dylan (vocal y guitarra), Billy Cross (lead guitar), Alan Pasqua (keyboards), Steven Soles (guitarra rítmica y segunda voz), David Mansfield (violin y mandolina), Steve Douglas (órgano), Rob Stoner (bajo), Bobbye Hall (percusión), Ian Wallace (batería, Helena Springs, Jo Ann Harris, Debbie Dye (voces).

Read more...

Live at Atlántico, nuevo disco pirata que recoge el concierto de Bob Dylan en Roma el 7-11-2013


El sello The Godfather Records lanzó el pasado 19 de febrero al mercado atlernativo europeo un nuevo cedé doble pirata con el título Live at Atlántico que recoge el concierto completo que Bob Dylan interpretó en Roma el 7 de noviembre de 2013, junto con ocho canciones extras procedentes de la primera actuación en este escenario el día anterior. He podido escuchar hasta el momento siete canciones de ambos conciertos —algunas de éstas no incluidas en el pirata— y a la luz de tan sugestivas audiciones no es de extrañar que se edite este documento que pasará a la historia discográfica pirata como un registro de imprescindible adquisición. Pero mientras llega o no a España —el sello italiano no ha especificado si estamos ante una edición limitada—, comprobamos que el juglar de Minesota sigue acaparando el interés discográfico alternativo, que el pasado mes de enero tuvo su inicio en 2014 con la publicación de los tres conciertos de Dylan en el Royal Albert Hall de Londres en 2013 (por el mismo sello) y que el 20 de febrero tuvo su continuación con la edición por Satanic Pig de la actuación en el RAH en 1965.

Portada del cedé.
Los dos conciertos en la ciudad eterna fueron un soplo de aire fresco para el público romano, acostumbrados sus conciudadanos europeos a prever, casi con una certeza absoluta y anodina, las canciones que el bardo intepretaría noche tras noche. Pero salvando esta anécdota, Dylan marcó en Atlántico un antes y después en la gira, llegando al ecuador de ésta en plena forma y aportando todo lo mejor de sí sobre el escenario. Muestra de este derroche artístico se plasma en versiones tan fabulosas de algunos de sus éxitos Man in the long black coat, Blind Willie McTell, Every grain of sand o Under the red sky donde Dylan enganchó a los cerca de cuatro mil asistentes con su buen hacer en el piano y la armónica, si bien la decisión del cambio de libreto perjudicó la interpretación de sus nuevos temas, sobre todo los correspondientes al álbum Tempest (2012). Me agrada la versión de The levee's gonna break, donde la banda da rienda suelta a un solo jazzístico de bella ejecución, misteriosos los sones de Ain't talking, fantástica en directo, con un fraseo del más puro corte dylaniano, cuyos versos encierran una mística insondable, mientras discurre la belleza melódica de When The deal goes down que nos traslada a los días de Modern Times (2006). Hay más para descubrir entre las pistas de estos dos cedés, que esperemos lleguen pronto a España.

Escucha aquí Man in the long black coat, del 7 de noviembre de 2013  
Y aquí The levee's gonna break, del día 6, no incluido en el pirata
Live at Atlántico. Concierto en Roma 7-11-2013. Nº catálogo: G. R. 967-968. Publicación: 19-2-2014. Origen: grabación audiencia. Concierto completo con extras del concierto del día 6. Dos cedés.

Canciones:
Póster de los conciertos en Roma.
  1. Rainy day women.
  2. It ain't me babe
  3. Man in the long black coat
  4. Positively 4th Street
  5. Summer days
  6. Make you feel my love.
  7. Rollin' and Tumblin'
  8. When the deal goes down
  9. Highway 61
  10. Just like Tom Thumb's blues
  11. Girl from the north country
  12. Under the red sky
  13. Ain't talking
  14. Thunder on the mountain
  15. I don't believe you
  16. Ballad of a thin man
  17. Blowin' in the wind.
  18. Extra: Don't think twice
  19. Extra: Watching the river floor
  20. Extra: Blind Willie McTell
  21. Extra: Honest with me
  22. Extra: Queen Jane aproximately
  23. Extra: Boots of spanish leather
  24. Extra: Every grain of sand.
  25. Extra: Like a rolling stone.
Bob Dylan (vocal, guitarra, gran piano y keyboard), Stu Kimball (guitarra), Charlie Sexton (guitarra), Donnie Herron (violin, mandolina y steel guitar), Tony Garnier (bajo y contrabajo), George Receli (batería y percusión

Read more...

Dylan regresa al Royal Albert Hall casi medio siglo después de su contestada gira con The Band

Dylan, en un momento de su actuación en el RAH el 26-11-2013.

Cuarenta y siete años, casi medio siglo después de su contestada gira de 1966 con The Band por el Reino Unido y París, Bob Dylan regresó esta semana al mítico escenario del Royal Albert Hall londinense. Más de quince mil personas han asistido al elegante teatro de South Kensignton durante los tres días de actuaciones —las entradas estaban vendidas desde hace tres meses— para contemplar la magia de uno de los más grandes artistas de la música contemporánea. Con su concierto de anoche, el legendario Bob, impecablemente vestido y atildado con una oblonga blanca, echó el telón a los viejos fantasmas de ópera guardianes de los abucheos de un tiempo pasado, cuando sus actuaciones se desarrollaban mitad en clave acústica y el resto en acordes eléctricos que desataban por desigual afectos y pasiones.

Hoy el público alberga una sensación ajena al desencuentro del sesenta y seis, aunque cercana a la indiferencia a tenor de los últimos conciertos europeos. Un clamor sugiere al juglar a imprimir un cambio de táctica en sus directos. Músico sorprendente por naturaleza, Dylan suele últimamente ofrecer una imagen donde predomina la rutina sobre la espontaneidad, anclado a unas canciones interpretadas en sistemáticas secuencias, incómodamente previsibles. La excepción estuvo en el Atlántico de Roma, donde Dylan cambió radicalmente el libreto en las dos actuaciones de noviembre. Conciertos, en suma, que se salvan por el buen hacer de una espléndida banda y al retrato en sepia de esa figura legendaria que es Dylan y que el público respeta. Una gira ésta de 2013 salpicada de excepcionales luces durante su primer tramo, allá por la primavera estadounidense con un Duke Robillard que imprimó templanza y un acertado toque blusista al libreto. Desavenencias personales o profesionales provocaron su salida del grupo apenas comenzados los conciertos del tour AmericanarmA durante el verano. La incorporación del guitarrista Colin Linden no trajo nuevos aires a la banda, mientras que el regreso de Charlie Sexton a la gira europea se vio solapado por larguísimas secuencias de canciones melódicas que ralentizaban los conciertos en su recta final.


Escucha aquí el concierto completo 
del 28 de noviembre en el Royal Albert Hall.



Another Selfportrait en vinilo.
Dylan deja, no obstante, sobradas muestras de su maestría sobre el escenario en este 2013 de monumentales aciertos, por otra parte, en la publicación de joyas de estudio como Another Selfportrait o la remasterización de conciertos legendarios como el de la Isla de Wight con The Band en 1969. Majestuosos fueron los conciertos de Amherst y St. Augustine en la primavera, y en Hamburgo el diecinueve de octubre, a finales de ese mes y durante noviembre algo empezó a decaer y con ello el interés de gran parte del público por lo que Dylan pudiera o no estar aportando sobre los escenarios. No sé en Estados Unidos, pero en Europa la gira norteamericana con Wilco y My Morning Jacket pasó desapercibida. Gajes de los festivales, dirán algunos. Los medios de comunicación españoles, por su parte, apenas recogieron crónicas de estas actuaciones, igual que del tour europeo de otoño las referencias de la banda en la carretera brillan por su ausencia.  Ni siquiera un apunte a las inusitadas versiones de Blowin' in the wind y The Weight con el acompañamiento acústico de Jim James (de My Morning....) y Jeff Tweedy (de Wilco). En fin, Dylan rompió su habitual silencio en St. Paul, en tierras de Minnesota, tributando el minuto de gloria a Booby Vee: "Gracias amigos comenzó diciendo—, yo solía vivir aquí; luego me fui. Desde entonces he tocado en todo el mundo y con todo tipo de personas, desde Mick Jagger a Madonna. He estado en el escenario con la mayoría de estas personas, pero la más hermosa con la que lo he compartido es con Bobby Vee. Él solía cantar una canción llamada Susie baby. Booby Vee está aquí esta noche. Tal vez deberíamos mostrar su agradecimiento con una ronda de aplausos, vamos a interpretar esta canción como otras veces". El día anterior Dylan estuvo en Duluth, su ciudad natal, pero allí no dejó muestras de nostalgia.


Dani Vázquez.
Dani Vázquez en Berlín.- Desde Berlín nos llegaron los ecos de Bob Dylan en el Tempodrom. Hasta allí viajó Dani Vázquez, dylanita hasta la médula, quien en facebook nos relató su experiencia y que reproducimos aquí por su interés:

"Visita a Berlín la semana pasada, ciudad que no conocía. Cuando me desplazo a Europa para disfrutar de Dylan, suelo elegir ciudades diferentes para conocer en primer lugar, y sobre todo para que me pueda acompañar mi mujer, ya que el motivo inicial no le satisface del todo, a veces no es tan fácil de encajar, por eso hemos repetido algunas. No sé como afrontar esta humilde crónica, ya que el regusto no ha sido del todo satisfactorio, me viene a la mente la sensación de la gira española de 2006, de la que volví defraudado. Para empezar, encuadro el lienzo y su ubicación; el lugar elegido para los conciertos me parece perfecto, local pequeño, creo que de reciente construcción, dos mil personas sentadas en grada y debajo los fieles de pie, otros dos mil. El hotel a quinientos metros, en fin... Buena acústica, no hubo que pelear puestos de salida, se veía perfecto, podías llegar a las birras, nada de empujones, gente civilizada, ambiente perfecto para disfrutar de un concierto. La pena es que no hubo concierto, y voy a ser duro a partir de ahora. Como bien decía otro gran dylanita, Edu, repetimos dos conciertos calcados en cuanto al set, primer y gran fallo, no hay sorpresas, algo que siempre hemos tenido como un gran valor cuando asistimos a sus conciertos. En segundo lugar, la selección de temas se hace tediosa, un concierto que no despierta emoción, se apaga cual vela, y en ningún momento tienes la sensación de remontada. Como ejemplo pongo el concierto que vi en Londres en 2007 con mi buen amigo Mac, en donde presentaba los temas del Modern Times, pero tocó Just Like Tom Thumb, Blind Willie y un Nettie Moore impagable, y entre medias un Chimes of Freedom, It's all right ma, etcétera. Ahora encadena una serie de temas lentos, sin emoción, me faltaron Thunder o Highway o LARS. El piano tiene que controlarlo, se ceba —dicho tal cual—, tiene a Charlie entre el batera y el pedal, cuando el año pasado en Bilbao era el alma de la fiesta. De la voz no hablo, el primer día fue un desastre, el segundo se tomó el brebaje verde que tiene a su alcance cerca del Oscar y sonó mejor. Highwater, Love Sick sonó como siempre, pelos de punta, y Long and Wasted years. Desastres y por orden Tangled up in blue, Soon after midnight, sobre todo el primero. Como reflexión y para finalizar: la voz no vuelve, creo que tiene que medir el número de conciertos anuales y buscar la selección de temas que es lo que nos ha enganchado a todos los que le seguimos y le seguiremos. Esto no es un punto final, creo que para el que año viene tocará España. Allí estaré."

Allí estaremos, Dani, larga vida al viejo Bob.

Read more...
Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.