Dylan borda el concierto de Tucson (19-7-2011) con una versión magistral de 'Cold irons bound'


El anfiteatro de Tucson (Arizona) sirvió de escenario para que Bob Dylan y su banda se volcasen en uno de los mejores conciertos que se recuerdan desde el comienzo de la gira en abril (por Asia y Australia), luego en Europa y ahora en este tour estadounidense que arrancó el 14 de julio en Santa Bárbara. Nada más desarrollar la divertida Rainy day women, Dylan dio muestras sobradas de que se encontraba a gusto sobre el escenario. Ha montado el de Minnesota unas actuaciones un tanto encorsetadas, con bloques muy definidos por secuencias de canciones casi inalterables, una rutina no obstante salvada por unas incontestables interpretaciones y ejecuciones musicales de la banda. En Tucson al juglar se le apreciaba un buen momento de forma, sosegado, inspirado y con unos arreglos musicales acertados, uno de éstos, el realizado a la canción Cold irons bound, resulta además magistral, me agrada esta nueva versión, así como la que imprimió a Things have changed, tema que repite en todos los conciertos. Dylan encuentra además un filón en las interpretaciones de canciones de su álbum Together through live (2009), así nos deleita con maravillosas versiones de If You Ever Got to Houston,  Beyond Here Lies Nothin' y la hermosa Forgetful heart, una canción esta última que crea un clima de ensueño durante los más de cuatro minutos y medio de su actuación. Visions of Johanna nos traslada por momentos al ambiente del Hotel Chelsea, mientras Tangled up in blue, reinventada en cada gira -nuevamente en clave acústica con banda- adquiere una fuerza que nunca deja indiferente. Dylan incluye en esta gira The levee's gonna break, que tan buenos arreglos y aceptación han tenido en otros conciertos de la gira asiática, y que junto con una nueva Thunder on the mountain rinden tributo a Modern Times (2006). Menos incendiaria que en otras ocasiones resulta Highway 61, magnifica en interpretación y ejecución musical, mientras el trio que viaja en el furgón de cola hace lo propio: Ballad of a thin man (una canción con un sentido visceral que siempre me agrada escuchar), Like a rolling stone, ya convertida en un puro trámite, y los nuevos arreglos de All along the watchtower, en los que gana protagonistmo el keyboard de Dylan sobre las guitarras es un cambio interesante, aunque prescindible.


Cold  irons bound.- No es una de las canciones más conocidas de Dylan, pese a recibir un grammy a la mejor interpretación masculina vocal de rock en 1998 y a las constantes intepretaciones que el juglar ha hecho de ésta en directo. Este blues, que galopa a caballo con el rock, es un tema que a priori no parece encajar en el estilo dylaniano y de ahí su singularidad para despuntar como un trabajo original que quizá no llegue a un reconocimiento general por el público. Cold irons bound fue grabada, como el resto de las canciones del álbum Times out of mind, durante el mes de enero de 1997 en los estudios Criteria,en Miami, bajo la producción compartida con Daniel Lanois. Es un tema rompedor, con un excelente trabajo del batería David Kemper y unos acordes que se salen de la tónica general del magnífico álbum con el que Dylan regresa al mundo musical, en donde muchos le habían dado ya por perdido. La primera vez que escuché esta canción no logré entenderla y al cabo del tiempo vas encontrando elementos que en un principio pasan desapercibidos y que atesoran un valor inestimable en el conjunto de la composición. Los versos me agradan, sobre todo cuando el juglar frasea Son imponentes los muros del orgullo, que no me dejan ver qué hay al otro lado, es triste que la belleza se marchite, pero es más triste aún que te arranquen el corazón. La letra es desgarradora, un poema de lamento y sinceridad, de ahí que la fuerza explosiva de la música, en la versión original, no guarde concordancia. No es Cold irons bound una canción coral, es algo tan personal y mordedor como infinito.

Grilletes helados

Empiezo a oir voces y no hay nadie por aquí
Estoy deshecho y los campos se han agostado
El domingo fui a la iglesia y ella pasó a mi lado
Mi amor por ella no morirá

Hundido hasta la cintura, hasta la cintura en la niebla
Es como si yo no existiera
Estoy a veinte millas del pueblo con grilletes helados

Son imponentes los muros del orgullo,
que no me dejan ver lo que hay al otro lado
Es triste que la belleza se marchite
Pero es más triste aún que te arranquen el corazón

Me basta mirarte para perder el control
Como si el universo me tragara entero
Estoy a veinte millas del pueblo con grilletes helados

Hay demasiada gente, demasiada para recordarte
Creía que algunos eran amigoss y con todos me equivoqué
El camino es pedregoso y la ladera está enfangada
Sobre mi cabeza no hay más que nubes de sangre

Encontré mi mundo en tí
Pero tu amor no ha sido sincero
Estoy a veinte millas con grilletes helados

Los vientos de Chicago me han dejado destrozado
La realidad siempre tuvo más cabezas
Algunas cosas duran más de lo que pensaba
hay ciertas cosas que nunca matarás

En tí, sólo pienso en tí
Pero nada ves dentro y es duro mirar afuera
Estoy a veinte millas del pueblo con grilletes helados

La grasa está en el fuego y el agua en el tanque
El wisky en el frasco y el dinero en el banco
Intenté amarte y protegerte, era importante para mí
Siempre recordaré la felicidad que compartimos

Basta con mirarte y me arrodillo
Ni te imaginas lo que me has hecho
Estoy a veinte millas del pueblo con grilletes helados.

Escucha aquí la versión de Cold irons bound en el concierto de Tucson


0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.