Brandeis University (Massachusetts), 10-5-1963, el concierto inesperado . Estreno en directo de Talking bear mountain picnic masacre blues.



C
olumbia Records nos sorprendió en octubre del año pasado anunciando la futura publicación (ahora lo será oficialmente el próximo 12 de abril en colaboración con Legacy Recording) de la actuación de Bob Dylan el 10 de mayo de 1963 durante el primer festival folk anual en el campus universitario de Brandeis (Waltam, Massachusetts) como una entrega más que sumar a la cesta de bootleg con los que desde 1991 nos tiene ya acostumbrados y que los coleccionistas de material dylaniano agradecemos por la calidad de sonido (acostumbrados a las cintas piratas con sonoridad deficiente, aunque auténticas, eso sí, sin mezclas ni remasterizaciones). Comercialmente, la factoria Dylan  se asegura nuestro desembolso metálico, aunque desde octubre esta cinta se podía adquirir junto con el juego completo del último bootleg, número 9, The Witmark Demos 1962-64 y la publicación de sus primeros seis elepés en monorecording. Desde entonces y por otros medios nos hicimos con el concierto, el cual, en mi opinión, alcanzó más aceptación que la recopilación de los dos cedés de Witmark, colección que los dylanólogos ya teníamos en nuestra estantería extraídos de los tres elepés (azul, burdeos y naranja) como originariamente circularon en el mecado negro durante décadas.

Dylan compartió cartel aquel viernes de mayo de 1963 en el Ullman Amphitheatre con otros artistas como Jesse Fuller, The Lilly Brothers and Don Satver, Jean Redpath y The Silver Leaf Gospel Singers para un auditorio privilegiado que pudo escuchar una actuación basada en la interpretación de siete canciones, todas ellas pertenecientes al álbum The Freewhelin', que saldría al mercado dos semanas después de este concierto. Canciones como Ballad of Hollis Brown, Talking John Birch Paranoid Blue y Talking Bear Mountain Picnic Masacre Blues (se estrenaba en directo en este concierto) eran descartes de este álbum, Hollis Brown se publicaría oficialmente en el album siguiente, The times they are a-changing, y las otras dos fueron incluidas en la primera edición de bootleg (1991), todas ellas presentadas como tomas grabadas en estudio. El resto de canciones de aquel concierto pertenecen a la edición oficial de Freewhelin', a la sazón  Honey just allow me one more chance (comienza pasados los primeros versos), Master of War (una interpretación muy interesante), Talkin' World War III Blues y Bob Dylan's Dream. Dylan realiza algunas introduciones a algunas canciones, extendiéndose en la última (Talkin' Bear Mountain...), mientras se detecta a un público que conoce al joven artista y sintoniza con sus expresiones y comentarios, recibiendo con agrado el buen hacer interpretativo del cantautor.

La cinta de este concierto permaneció oculta durante cuarenta y siete años en el estudio de Ralph Gleason, escritor y cofundador de la revista Rolling Stone, hallada por el hijo de éste, Tob, quien declaró que se trata de "una cinta magnética de siete pulgadas que sonaba como si hubiese sido grabada del tablero de mezclas". En respuesta a si su padre conocía la existencia de este material, Gleason asegura que "mi padre no tenia nada que ver con aquel concierto. Sospecho que consiguió la grabación del propio Bob o de alguien de la organización de Dylan. Mi padre era uno de los redactores nacionales que más escribió sobre Dylan y fueron muy amigos".  El próximo 12 de abril saldrá oficialmente a la venta este concierto, en formato cedé y vinilo, con unos comentarios del escritor Michael Gray (autor de la Enciclopedia Bob Dylan), del que ha adelantado algunas perlas como "es un milagro que exista este cinta, es la última actuación en vivo que tenemos de Bob Dylan antes de convertirse en una estrella".

Estreno de Talking Bear Mountain...- Esta canción, que Dylan había grabado para Leeds Music Demos en Nueva York en febrero de 1962,  se estrenó en directo al final de su actuación en el campus de Brandeis. Interpretada al estilo de los blues hablados, que el juglar había aprendido muy bien de su admirado Woody Guthrie y que practicaría durante sus primeros años en los cafés y clubes del Greenwich Village, resulta divertida sobre el escenario, a tenor del sonido de fondo de público que ríe las ocurrencias de la letra a caballo entre el disparate social y la ironía de un mundo pícaro e insolidario,


El blues del picnic en la Montaña del Oso

 Lo ví anunciado un día/el picnic de la Montaña del Oso se cruzaba en mi camino/ven de excursión/te llevaremos en barco/trae a la mujer y a los niños/trae a toda la familia/¡Yipiii!

Corrí a comprarme un pasaje/para el picnic de la Montaña del Oso/pero cómo iba a imaginar/que me esperaba un picnic sorpresa/nada que ver con montañas/y ni siquiera un oso a la vista

Llevé a mi esposa y a los chicos al muelle/había seis mil personas/cada una con su pasaje/”Oh, bueno”, me dije, “es un barco bien grande/y, por otro lado, cuantos más, más divertido”.

Así que todos subimos a bordo y a que no saben qué/la tartana empezó a hundirse/la gente se amontonò/y el viejo barco que se iba a pique/manera extraña de empezar un picnic.

Al poco perdía de vista a mi mujer y a mis hijos/en mi vida había visto tanta gente/y el viejo barco se hundía en el agua/seis mil personas a muerte entre ellas/perros ladrando, gatos maullando/mujeres chillando, puñetazos que vuelan, bebés que lloran/la policía que llega, y yo que me largo/quizá convendría suspender el picnic.

Me empujaron y arrastraron/sólo se oía el griterío/ni recuerdo nada más/sólo que me desperté en la orilla/la cabeza reventada, el estómago descompuesto/los pies astillados, sin pelo, desnudo…/aunque afortunado de seguir vivo.

Sintiéndome como salido del ataúd/agarré mi cesta de picnic/y me llevé de allí a mi mujer y a mis chicos/deseando no haberme levantado esa mañana.

Así que me da igual lo que hagáis/si queréis salir de picnic, es cosa vuestra/pero no me lo contéis, no quiero oírlo/porque perdí el espíritu campestre/y me quedaré en mi cocina, haré mi propio picnic/en el baño.

Total, que no me parece gracioso/lo que algunos hacen por dinero/cada día aparece un nuevo truco/para sacarle el dinero a alguien/quizá habría que juntar a algunos de esos tipos/y meterlos en un barco rumbo a la Montaña del Oso/para un picnic.


Escucha aquí la versión en directo de Talking bear mountain picnic masacre blues en el concierto de Brandeis University el 10 de mayo de 1963


0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.