Concierto benéfico a Woody Guthrie. 1968, Dylan y The Band. Primera actuación tras el accidente.


Hace escasamente un mes que se ha editado el álbum John Wesley Harding y hoy, 20 de enero de 1968, Dylan hace el trayecto de su casa en Woodstock a Nueva York para reaparecer en público tras su accidente de moto, que le ha mantenido apartado de los escenarios. Lleva semanas preparando su participación en el concierto benéfico a Woody Guthrie -su referente musical indiscutible cuando circulaba por las calles y frecuentaba los bares y clubes del Greenwich Village-, fallecido el 30 de octubre de 1967 después de trece años padeciendo la enfermedad de Huntington. Bob Dylan cruza las puertas del Carnegie Hall en compañía de los miembros de The Band. Por el backstage circulan buenos amigos: Peter Seeger, Odetta, Jack Elliot, Arlo Guthrie y Judy Collins, quienes participarán también en el homenaje. Dylan trae en su libreto tres canciones de Woody Guthrie que ha versionado para la ocasión. Todo está preparado para un concierto que la Columbia graba bajo el título A Tribute to Woody Guthrie. Un espectáculo interesante, cargado de emotividad y digno para todo un maestro de la música folk y de la canción protesta estadounidense como Woody.

El primer tema que interpreta Dylan y The Band es Gran Coulee Dam, escrito por Guthrie en 1941 como canción alusiva al río Columbia. Dylan realiza un buen arreglo al rock y la interpretación se salda con un excelente acompañamiento a la guitarra de Robbie Robertson y Richard Manuel al piano. El sonido nos remite indiscutiblemente a las cintas del sótano que desde el año pasado el grupo viene grabando en la Big Pink, en Woodstock.
Dear Mrs. Roosevelt se salda como una balada a lo rockabilly swing. Discreta, con coros del grupo, con un soberbio Richard Manuel, que se emplea dulcemente al piano. La voz de Dylan, aunque un poco forzada en algunas octavas, es un preludio del fraseo que nos espera para las grabaciones de los próximos años. La canción es un homenaje de Guthrie al que fue presidente de Estados Unidos Frank Delano Roosevelt, y está escrita como una carta dirigida a su viuda.
Finalmente, y en mi opinión, el mejor tema de la noche, el grupo arranca I ain’t got no home. Los arreglos son acertados para el espectáculo en cuestión y el acompamiento vocal del bajista, Rick Danko, ayuda mucho a Dylan en la interpretación. La canción refleja el mundo de la pobreza de los ciudadanos estadounidenses durante la década de los 30 y 40 del siglo pasado. Coincide con el periodo literario de Woody Guthrie, quien ejercía como columnista en el periódico del partido comunista People's daily world, en el que, además, contaba las vicisitudes de los inmigrantes del Medio Oeste en California. Es una versión distinta de cabo a rabo a la que Dylan ofrece sólo a la guitarra y armónica en The Minnesota Tapes en 1961 (está incompleta), la cual, por cierto, es una interpretación con fuerza que ya preconizaba el despertar del genio musical que había dentro de ese muchacho barbilampiño de Duluth. Dylan se muestra satisfecho con su actuación y comprueba que The Band -antes de Hawk-, son, hoy por hoy, su grupo adecuado para las giras venideras.
(

Pie de foto: Un momento de la actuación de Dylan y The Band en este concierto.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.