Spanish is the loving tongue, seis versiones de una hermosa canción desconocida. San Antonio, 11-5-1976. 'Roto su corazón, perdí el mío'



Posiblemente no fuese tan desconocida cuando, tras su registro en 1915 en Charles Badger Clark, esta canción tradicional y de compositor anónimo, se popularizara años más tarde con la melodía de Richard Dyer-Bennett; tras sucesivos cambios y arreglos nos llega una melosa versión de Bob Dylan, grabada el 24 de abril de 1969 y publicada en 1971 como cara -b- de un sencillo y que al cabo de dos años persistiría en el álbum Dylan –también conocido en el mercado estadounidense como A fool such as I-, que Columbia saca al mercado tras la marcha de su artista a la Ayslum Record. Un disco que la casa discográfica edita sin permiso del autor y que, en círculos musicales, se interpreta como venganza por la estampida de su estrella más rutilante a la competencia. Bien, esa versión contiene todos los ingredientes para meterla en el saco de unas cuantas del Self Portrait que mejor no desempolvar. Esta circunstancia y el hecho de que Dylan apenas la interpretara en un par de ocasiones en concierto, contribuye a que este bello tema engrose la lista de canciones desconocidas versionadas por este autor. Y sin embargo, Dylan ha hecho de esta canción, en mi opinión, tres versiones maravillosas. Curiosamente, de una de éstas apenas se comenta.

Spanish is the loving tongue (El español es la lengua del amor) fue grabada por primera vez entre junio y octubre de 1967 en las desenfadadas sesiones de Bob Dylan con The Band en Woodstock, un ingente trabajo musical cuya difusión parcial empezó a conocerse en el mercado negro como las cintas del sótano (The basement tapes) hasta que en 1975 Columbia edita una selección con formato de álbum doble, dejándose atrás, ¡imperdonable!, entre otros, temas tan trascendentales como I’m not there y, éste de Spanish, sutilmente interpretado por un Dylan que derrocha talento e inspiración. Con lo cual, la canción duerme en el cajón durante cuatro años, si bien algunos afortunados pudieron escucharla en las cintas piratas (circularon más de 100.000 copias y hoy, los que las tenemos completas, sumamos hasta cinco álbum con más 104 canciones). Una remasterización de éstas se recoge en dos cintas de 108 canciones (cuatro tomas nuevas) con el título A tree with roots.

Si genuina es la versión de las cintas del sótano, la canción gana en sensualidad, riqueza interpretativa, intimismo y profundidad cuando Dylan, el dos de junio de 1970, la graba en solitario acompañándose solo al piano. Una versión con una estructura en dos partes, empezando con una interpretación envolvente para arrancar a la mitad en un movimiento más alegre que imprime a la canción una elegante armonía. Magistral. La versión se grabó oficialmente para el triple álbum Masterpiece editado sólo para Japón, Australia y Nueva Zelanda, aunque la podemos encontrar en algunas cintas piratas como New Morning & Nashville Outtakes, New Morning Acetates, Hard to Find vol.3 y Official Rarities.

Menos significativa –por su escasa relevancia e interés- son las dos siguientes versiones de Spanish. En 1974, coincidiendo con un concierto benéfico para Chile el 9 de mayo en el Madison Square Garden, Dylan se reúne con viejos amigos, precisamente con Arlo Guthrie canta Spanish para sorpresa y desazón de quien le estaban escuchando. Una de las peores actuaciones de un genio musical al que la critica entonces acusó de haber actuado bajo los efectos del alcohol. La segunda toma insignificante es la registrada durante una reunión de amigos (se presume que en casa de Dylan) en Malibú el 30 de marzo de 1976. La cinta que circula lleva por título Eric Clapton & Bob Dylan. Shangri-La studios, y el corte en cuestión es de un minuto y diez segundos, lo más parecido a un intento de calentamiento que a un ensayo, el ambiente es tranquilo, distendido y la toma de Spanish desafinada, sin principio y final, no hay de dónde cogerla.

En San Antonio, 1976. Tras estas dos pésimas experiencias, la canción retoma su dignidad en el concierto que la Rolling Thunder Revue celebra la primaveral noche del 11 de mayo de 1976 en el Municipal Auditorium de San Antonio (Texas), abriendo una excelente actuación. Nos encontramos frente a una versión fresca, con un inicio de armónica elegante, y a un Dylan que interpreta claro, con sentimiento, acompañado en esta ocasión sólo con su guitarra. Sin embargo, el destino parece que juega malas pasadas pues la canción, sorprendentemente, no figura en la cinta del concierto, si bien la podemos encontrar y gozar en Tales of Thunder, Acoustic Thunder y en una interesante colección de seis volúmenes elaborada por un fan que, bajo el título de Self Portrait Revisited, incluye esta versión en directo con un excelente sonido.



(El español es la lengua del amor)

El español es la lengua del amor
suave como la música, brillante como la primavera
que de una chica de quien lo aprendí
viniendo en el camino de Sonorano
la miré mucho como a una amante
todavía le digo otra vez palabras de amor
principalmente cuando estoy totalmente solo
mi amor, mi corazón.


No la he visto desde esa noche
ya sabes que no puedo cruzar la frontera
me buscan por una pelea callejera
y como si así no fuera, es mejor
todavía lamento haberla perdido
desde esa última triste noche en que la besara
roto su corazón, perdí el mío
adiós mi corazón.

............

Escucha aquí la versión en directo en San Antonio, el 11 de mayo de 1976.


(Pie de foto: Dylan, en el concierto de Houston, mayo de 1976.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.