'The ballad of Frankie Lee and Judas Priest', Eugene, 19-7-1987, descarte del LP en directo


Veinte años hubo de esperar esta canción para ser interpretada en directo, después de su composición para el álbum John Wesley Harding (1967)  y posiblemente, si no es por la ayuda de Jerry Garcia, líder de la Grateful Dead, aún podía estar durmiendo en un cajón. Dylan necesitaba este espaldarazo para recuperar gran parte de su cancionero hasta entonces inédito sobre los escenarios y ya era hora de hacer los arreglos oportunos a un libreto cargado de buenos temas y que en los años venideros Dylan sabrá exprimirlos para dar todo de sí. No es sólo el caso de The Ballad of Frankie Lee and Judas Priest, una canción esencialmente acústica (en el álbum oficial se acompaña sólo de guitarra y armónica), otras canciones, con mayor o menor fortuna, fueron reinventadas para su interpretación en directo, es el caso de I want you, Queen Jane, la más reciente de Man of Peace, o la más antigua en los acordes de John Brown. La gira del mes de julio de 1987 con la Grateful Dead contribuyó a desempolvar estos temas y nos acostumbramos a escucharlos con la armoniosa y conjuntada banda de San Francisco, conocedora de las canciones de Dylan y quizá demasiado espectacular en la ejecución de los temas, fruto de su virtuosismo, experiencia y estilo en la conjunción del rock, folk, bluegrass, country y jazz. Este acompañamiento, bien recibido en directo, deja sin embargo a Dylan en la retaguardia, se nota que el juglar aún no se ha adaptado a la interpretación (su fraseo resulta forzado) de temas que no han tenido salida y esta versión de The Ballad of Franke Lee es buena muestra de ello, aunque esto no le resta esplendor. De hecho, esta versión de Frankie Lee en el Autzen Stadium de Eugene (Oregón) fue seleccionada (junto con It's all over now, baby blue y Rainy day women 12 y 35 del mismo concierto) para ser incorporada al álbum en vivo que Columbia editó en 1988 con temas de esta gira por algunas ciudades estadounidenses con el título Dylan & The Dead, las tres canciones fueron finalmente descartadas.

The Ballad of Frankie Lee and Judas Priest se estrenó en directo el 10 de julio de 1987 en el John F. Kennedy Stadium de Philadelphia, con la Grateful Dead naturalmente, en una versión no muy distante de la que subo al blog en Eugene, sin embargo esta última parece haber adquirido una mejor adaptación de todos los músicos, pese al exceso de la carga instrumental sobre la voz. Caso distinto sucederá durante la gira de otoño de 1987 con Tom Petty and the Heartbreakers, las versiones de nuevas y viejas canciones adquieren ahora una nueva dimensión, y The Ballad of Frankie Lee no permanecerá ajena a este sustancial y necesario cambio, ahora Dylan es el protagonista sobre el escenario (excepcional su vesión en Dortmund el 15 de septiembre, o las interpretadas también Basel, Locarno y Londres, así como en Princenton en 2000), predomina su fantástico fraseo sobre la banda, muy discreta con piano y suave guitarra eléctrica. Estamos ante el Dylan de siempre, insuperable, recuperado de las heridas con la Grateful Dead a la que tanto debe, pero de imposible maridaje.

Frankie Lee (una historia con reminiscencias bíblicas que rezuman por todo el elepé oficial) se grabó en una sola toma el 17 de octubre de 1967 durante la primera sesión de grabación del álbum John Wesley Harding, producido por Bob Johnston en el estudio A de Columbia en Nashville (Tennessee), ciudad donde había grabado anteriormente (1966) su memorable Blonde on Blonde. La versión oficial, en clave acústica, es impresionante, en mi opinión creo que es muy difícil de superar en directo.



Balada de Frankie Lee and Judas Priest

Frankie Lee y Judas Priest
eran íntimos amigos
cuando Frankie Lee necesitó dinero
Judas sacó un fajo de billetes de diez
y lo puso en una silla
Sobre la llanura dijo:
"Toma lo que quieras, Frankie,
tú ganas lo que yo pierdo".

Al oir aquello Frankie Lee se sentó
acariciándose la barbilla.
Bajo la fría mirada de Judas,
su cabeza empezó a dar vueltas y vueltas
"Podrías dejar de mirarme así", dijo.
"Será por mi estupido orgullo
pero a veces un hombre debe estar solo
y aquí no hay lugar donde esconderse"

Judas le guiñó un ojo y dijo:
"Vale, te dejo
pero aligera y escoge los billetes
antes de que desaparezcan"
"Empezaré a cogerlos ahora,
sólo dime dónde estarás".
Judas señaló el camino
y dijo: "En la eternidad"

"¿La eternidad?", dijo Frankie Lee?
con una voz gélida
"Eso es", dijo Judas Priest, "la eternidad
aunque tal vez tú la llames 'paraíso'"
"Yo no la llamo"
dijo Frankie Lee con una sonrisa
"Vale", dijo Judas Priest
"Te veré en un rato".

Frankie Lee volvió a sentarse
sintiéndose ruín y malvado
cuando un extraño pasó por su lado
irrumpiendo en la escena
diciendo: "¿Eres tú Frankie Lee, el jugador
cuyo padre ha muerto?
Si eres tú, vereda abajo hay un hombre que te llama
y dicen que su nombre es Priest".

"Sí, es mi amigo"
dijo Frankie lee asustado
"Lo recuerdo muy bien
ahora mismo acabo de estar con él"
"Sí, a ése me refiero", dijo aquel hombre
sigiloso como un ratón.
"Bueno, te diré que está vereda abajo,
varado en una casa".

Frankie Lee estaba realmene asustado
dejó todo y salió corriendo
hasta llegar a un lugar
donde estaba Judas Priest.
¿Qué casa es ésta?", preguntó.
¿donde me encuentro?".
"No es una casa", dijo Judas Priest
"Es un hogar".

Frankie Lee se estremeció
perdiendo el control
de todo cuanto había hecho
mientras doblaban las campañas de la iglesia
permaneció mirando
aquella casa que brillaba más que el sol
tenía veinticuatro ventanas
con un rostro de mujer en cada una.

Frankie corrió escaleras arriba
dando un salto impresionante
echaba espumarajos por la boca
empezó a deambular
delirando durante dieciséis días con sus noches
pero al decimoséptimo se arrojó
a los brazos de Judas Priest
y allí fue donde murió de sed.

Nadió quiso hablar
cuando se lo llevaron
salvo un pequeño vecino
que lo bajó al descanso eterno
y se fue corriendo
con su culpa bien escondida
murmurando,
"Nada será revelado".

Bueno, la moral de esta historia
la moraleja de esta canción
es que uno no ha de estar
donde no le corresponde,
así que veas a tu vecino cargado
ayúdalo con su carga
y no confundas el paraíso
con la casa de enfrente.

Pincha el vinilo para escuchar esta canción
  con la Grateful Dead en Eugene (Oregón) en 1987.

Pie de foto:  Dylan durante su actuación en Eugene (Oregón) con la Grateful Dead el 19 de julio  de 1987.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.