Man in the long black coat. Kiel, 25-7-1994


Dicen que no hay errores en la vida/a veces puedes verlo de esta manera/nadie vive ni muere, sólo flotamos/ella se fue con el hombre/de la levita negra. Fue en el Ostseehalle de Kiel, una fresca noche de julio a orillas del mar Báltico, último concierto de la gira de Bob Dylan y su banda por Europa, después de una incendiaria Highway 61, a sólo tres canciones del final del concierto empiezan a sonar los acordes de Man in the long black coat, del álbum Oh Mercy (1989) —con anterioridad el juglar ha interpretado de este mismo trabajo una bella versión de Disease of Conceit—, y de pronto la noche se encierra misteriosa, Rimbaud danza sobre el escenario, las luciérnagas alumbran la lejanía, los músicos extraen los sonidos del pantano, los versos se acomodan en las mentes y Dylan conduce la canción durante ocho minutos avivada por el virtuosismo de las cuerdas de Bucky Baxter y John Jackson, que han sabido sustituir la armónica que da profundidad a la versión genuina del álbum.

Me agrada esta versión, podía estar escuchando infinitamente los solos capitaneados por las guitarras y el oportuno toque de triángulo que va marcando puentes en la canción; el fraseo del juglar es intimista y sereno. Dos cintas piratas recogen este concierto, On a night like this —que une esta actuación con la de Rotterdam de 19 de septiembre de 1987—, y Your voice was alll I heard, pero no incluye Main in the long black coat. He obtenido la versión que subo al blog de una recopilación que conforma el bootleg no oficial Exclusives series 1994, de excelente calidad de sonido. También me agrada la versión que Dylan hizo de este tema en Los Ángeles en 1997 incluida en la recopilación Even after all these years. Las últimas versiones que he escuchado de esta canción fueron las del concierto de Osaka del 15 de marzo de 2010, donde la canción pierde en intensidad, pero resulta igualmente enigmática, y en Viareggio (Toscana) el 16 de junio del año pasado, de igual factura. 

La versión incluida en el álbum Oh Mercy fue grabada el 29 de marzo de 1989 en el estudio preparado por el productor Daniel Lenois en New Orleans. Hubo dos tomas: la primera al piano y una segunda con guitarra acústica de doce cuerdas y armónica. Fue precisamente la primera la que se modificó durante una sesión de overdub el 4 de abril, con nueva voz, así como la incorporación de una guitarra eléctrica y armónica, que es la que da profundidad a la canción. No dispongo de la versión al piano, hasta la fecha intuyo que no está en circulación, pero resultaría interesante poderla escuchar alguna vez. Man in the long black coat  ha sido versionada por otros músicos, a la sazón Mark Lonegan para la banda sonora de la película sobre la vida de Dylan I'm not there, ejecutada en clave de acústica con banda; el remix del rapero Jay Z, incluido en el cedé tres de la colección All That Leftovers, y la que interpreta Joan Osborne, bellísima,  extraída del volumen nueve de la colección Nobody sings Dylan like Dylan.


El hombre de la levita negra

Cantan los grillos mientra suben las aguas
un vestido de algodón cuelga ya seco
ventana abierta, árboles africanos
combados por el huracán
Sin palabras en un adiós, ni una nota siquiera
ella se fue con el hombre
de la levita negra.

Alguien lo vio pasando un rato
en una añeja sala de baile a las afueras del pueblo
la miró a los ojos cuando ella se acercó
y le preguntó si quería bailar,
alguien dice que citó la biblia
había polvo en el hombre
de la levita negra.

El predicador hablaba en su sermón
que la conciencia del hombre es depravada
sin tiempo para esperar a que te enseñe el camino
eres tú quien debe complacerla
no es fácil tragarla, se atasca en la garganta
ella entregó su corazón al hombre
de la levita negra.

Dicen que no hay errores en la vida
a veces puedes verlo de esta manera,
nadie vive ni muere, sólo flotamos
ella se fue con el hombre
de la levita negra

Humo en el agua, estuvo desde junio
troncos a la deriva bajo la creciente luna
tomas el pulso, vibra el retumbar de la fuerza,
alguien golpea a un caballo muerto
ella no dijo ni dejó escrito nada
se fue con el hombre
de la levita negra.



Pulsa en el icono para escuchar
 Man in the long black coat,
en el concierto de Kiel en 1994.



Pie de foto: Grabado alusivo a Man in the long black coat realizado por Adventocid.

1 comentarios:

Anónimo,  20 de abril de 2011, 18:41  

Sin palabras en un adiós, ni una nota siquiera
ella se fue con el hombre
de la levita negra.

El ambiente que crea este tema es genial, muy oscuro, es prácticamente un segmento de película (con banda sonora, guion, personajes, escenas, todo!)

Me encanta esta canción. Combinandola con What Was It You Wanted y con Love Sick tenes un ambiente tan oscuro en el cual el pantano va a parecer claro, arenas movedizas muy profundas son...
Buenisima la nota! Isma

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.