Wedding song, Largo (Maryland), 15-1-1974, una noche de corazones abiertos con The Band


Te amo más que nunca, más que al tiempo y que al amor. Una declaración semejante sólo puede tener una equivalencia acertada: el mozo en cuestión está colado hasta las cachas. El resto de la letra viene a ratificar un amor insondable fuera de duda elevado al cuadrado. Y si además lo aderezamos con una acústica y un solo de armónica que quita el sentío, estamos ante una pieza musical de reacción enternecedora, como la que vivieron aquella noche en Largo (Maryland) los afortunados asistentes a los conciertos de la esperada gira de Dylan con The Band después grandes periodos de ausencia. Dylan con su voz áspera de aquellos días rasga la noche con estos versos y acordes que magnifican el universo: Desde que entraste en mi mundo, el círculo se cerró. Con poemas de esta talla nos reencontramos con las aterciopeladas, pero siempre agradables baladas que forman el cancionero folk de este juglar. Un fraseo para incidir en cada palabra, en cada verso que se amontona con una sensualidad indiscutible, incontestable, inmensa. Noté el aire de tu aliento y mi vida fue más rica. Tu amor corta como un cuchillo. Nos revela esa sensación de sentirse abocado al desamparo si ella (Sara Dylan) se marchara, él no sabría dar un paso adelante: te amo más que a mi sangre.

Noche de corazones abiertos en Largo. Dylan entona Wedding Song para sorpresa de un público que ha oído hablar de la canción (se estrenó sobre el escenario del Spectrum de Philadelphia el 7 de enero), pero aún no esta familiarizado con ella, pues forma parte del nuevo álbum, Planet Waves, que sale al mercado dos días después del concierto en Largo. La presentacion en Maryland es bien aceptada, si bien no será la canción definitiva del PW, en favor de Forever Young, que rivaliza con las buenas composiciones que surcan este elepé. La canción fue grabada en los estudios Village Recorder de Santa Mónica el nueve de noviembre del año anterior en una sola toma y, a diferencia de Largo, la registrada en PW es más sensual si cabe por el sonido envolvente al que contribuye el estudio de grabación.

Después de la gira de 1974 no he vuelto a escuchar a Dylan interpretar esta canción en directo y apenas tengo registros documentales que me aporten lo contrario. No obstante, si he tenido la suerte de poderla escuchar en otros músicos como la versión que de Wedding hizo la cantante estadounidense Kate Gaffney el 23 de junio de 2009 en Sacramento, sencilla aunque algo lejana del sentimiento que Dylan vuelca en cada verso. En 2001 la banda de rock alternativo The Walkabouts versionó la canción y su vocalista femenina Carla Torgerson derrama una mezcla de lamento y fuerza en una interpretación muy aceptable. Ambas versiones están registradas en la colección pirata Nobody sings Dylan like Dylan.


Canto nupcial

Te amo más que nunca, más que al tiempo y que al amor.
Te amo más que al dinero y a las estrellas del cielo.
Te amo más que a la locura y que a las olas del mar.
Más que a a la vida misma, tanto eres para mí.

Desde que entraste en mi mundo, el círculo se cerró.
Dije adiós a los cuartos hechizados y a los rostros de la calle.
Al patio del bufón donde nunca alumbra el sol.
Te amo más que nunca y apenas si he comenzado.

Noté el aire de tu aliento y mi vida fue más rica.
Me hundía en la pobreza y me enseñaste a dar.
Secaste el llanto de mis sueños y me sacaste del hoyo.
Saciaste mi sed y aplacaste el ardor de mi alma.

Me diste niños, uno, dos, tres, y más aún, salvaste mi vida.
Ojo por ojo y diente por diente, tu amor corta como un cuchillo.
Mis pensamientos no se cansan de tí, me matarían si mintiera.
Sacrificaría el mundo por tí y vería morir mis sentidos.

Esa canción tuya y mía que se toca en esta tierra.
La tocaremos con ganas, sea cual sea su valor.
Lo perdido, perdido está, no podremos recobrar lo que se llevó el diluvio
Pero eres mi felicidad y te amo más que a mi sangre.

Nunca ha sido mi deber rehacer el ancho mundo.
Tampoco intención de llamar a la batalla.
Porque te quiero más que a eso con un amor inflexible.
Y si hay eternidad te volveré a amar allí.

¿No ves que has nacido para estar a mi lado?
Yo he nacido para estar contigo, tú para ser mi esposa.
Tú eres la mitad que me falta, tú eres la pieza perdida.
Y te quiero más que nunca con un amor que no cesa.

Cada día cambias mi rumbo y me enseñas a mirar.
Estar cerca de tí me sale del alma.
No dejaré que te vayas, no me importa lo que ocurra.
Pues te quiero más que nunca ahora que el tiempo pasó.


Escucha aquí la versión de Wedding song en Largo, enero 1974


0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.