Watching the river flow. Red Bluff, CA, 7-10-2002



En su día, la revista Rolling Stone publicó que la sesión de grabación de Watching the river flow había estado “bien engrasada”, aludiendo al hecho de que no faltó detalle instrumental después de tres años de sequía discográfica durante los que Bob Dylan apenas asomó la gaita sobre los escenarios, a excepción de la Isla de Wight (31 de agosto de 1969, donde ese embolsó unos machacantes y lindos 50.000 dólares) y algunas apariciones esporádicas con sus amigos de The Band. Para la ocasión, Dylan entró en los Blue Rock Studios de Nueva York acompañado de Leon Russell, que se encargaría de la producción del tema y de tocar hábil y acertadamente el piano. Es una canción que marca un antes y un después en la carrera de Dylan, sobre todo porque llegó como agua de mayo en un momento donde la carrera del juglar de Minesota había cerrado una etapa (revolucionaria, contestaría y dolorosa) y se esforzaba denodadamente por abrir una nueva con otro talante. Watching the river flow (Viendo pasar el río) fue el espaldarazo que el músico necesitaba, aunque tras este tema y en semanas sucesivas Dylan activó las musas para ir perfilando nuevas canciones como Wallflower o la intrigante When I paint my masterpiece, además de revitalizar grandes temas suyos incluidos en las cintas del sótano y que otros artistas estaban popularizando, a la sazón I shall be released, You ain’t going nowhere y la magistral Down in the flood (más conocida en sus inicios como Crash on the levee). Watching… fue publicada como single (en la cara B la discográfica editó una versión en solitario al piano, delicada y hermosa, de Spanish is the loving tongue) el 3 de junio de 1971 y, a finales de año, se incluiría en el recopilatorio Greatest Hits II, uno de los álbumes más vendidos del artista.



Watching the river flow siempre ha sido un tema constantemente actualizado por Dylan, convirtiéndolo en pieza esencial de sus conciertos, hasta el punto de que no ha dejado de escucharse sobre los escenarios año tras año, década a década. La versión que ofreció el 7 de octubre de 2002 en Red Bluff (California) es para quitarse el sombrero. También es cierto que, a partir de 2000, Dylan había formado una banda de gran calado, con un multiinstumentista llamado Lary Campbell, que despuntaba con la guitarra entre manos, así como Charlie Sexton en la guitarra segunda y los ya conocidos por el público actual como Tony Garnier (bajo) y George Receli (batería). Era difícil superar la versión oficial, creo que Dylan no fraseará nunca esta canción como entonces, la magia del tema reside en esa vocalización y respiración única del juglar de Minesota. Él mismo, en una entrevista en 1984 comentó a propósito de Watching…. Cuando hago lo que sea que esté haciendo, hay un ritmo involucrado y hay un fraseo involucrado; y eso lo equilibra todo. No está en la letra, está en el fraseo, en la dinámica y el ritmo”. No puedo estar más de acuerdo, aunque a mí la letra me agrada tanto como lo demás. El dylanólogo Paul Williams asegura en su libro “Bob Dylan. Años de juventud” que la canción “evoca el amanecer en un café abierto toda la noche, en alguna autopista anónima, a la orilla de un río anónimo”. Bien, pudiera ser una visión acertada.

Como también fueron buenas las versiones que a finales de la década de los noventa hizo Dylan de este tema, al que imprimió un ritmo country-rock que, aunque se salía fuera de tono, no dejaba duda de la versatilidad y flexibilidad que la canción era capaz de dar de sí. Así lo demostró la noche del 1 de febrero de 1999 en el Leon County Civic Center de Tallahossee (Pueblo Viejo en amerindio), de Florida, con un significativo cambio de ritmo al final. Otros artistas han dejado también su impronta con este tema, destancando las versiones que del mismo hicieron Eric Clapton y Joe Cocker el 28 de noviembre de 1983 en el ARMS Benefit, Reunion Arena, en Dallas; la Steve Gibbons Band el 5 de octubre de 1974 en la BRMB Radio Sessions, Incognito Club, de Birmingham, Inglaterra, y por último The Silver Wilburys Live at the Palomino Club (19 de febrero de 1987), una reunión de amiguetes con Dylan, George Harrison y John Fogerty, entre otros, de la que hablaremos en una futura entrada.

Escucha aquí la versión de Watching... en el concierto de Red Bluff.




Viendo pasar el río

¿Qué me pasa?
No tengo mucho qué decir
El sol se cuela por la ventana
y yo todavía en este café nocturno.
Voy de un lado a otro bajo la luna
Hasta el lugar donde los camiones ruedan despacio
Para sentarme en este banco de arena
A ver pasar el río.

Desearía estar en la ciudad
No en este banco de arena
Con el sol azotando la chimenea
Y la amada al alcance de mi mano
Si tuviera alas y pudiese volar
Sé adónde iría
Pero ahora estoy aquí satisfecho
Y veo pasar el río

La gente discrepa en casi todo
Quieres parar para saber por qué
Apenas ayer vi a alguien en la calle
Que no podía contener su llanto
Pero este viejo río sigue su curso
No importa qué se interpone o de dónde sopla el viento
Mientras sea así me quedaré sentado
Viendo pasar el río

La gente discrepa mires donde mires
Quieres hacer un alto y leer un libro
Apenas ayer vi a algjien en la calle
Estaba de verdad turbado
Pero este viejo río sigue su curso
No importa qué se interpone o de dónde sopla el viento
Mientras sea así me quedaré sentado
Viendo pasar el río.

1 comentarios:

Anónimo,  29 de septiembre de 2009, 20:05  

hace mucho que no escuch este tema. gracias por refrescarme la memoria. dylan es mi musico preferido. hace tiempo sin embargo que le he perdido la pista. he oido su utimo disco y es tan distinto. ha cambiado tela, pero sigue siendo un mostruo. de paso he visto otras canciones y conciertos de tu blog, es muy bueno, en serio, lo seguire. me llamo adolfo y soy de madrid,s i puedes escribe un dia sobre like a rolling stone, dime cual es tu versionfavorita.
unsaludo tio, adelante.

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.