I don't believe you. Manchester (England), 17-5-1966


Estamos ante un clásico y como tal tiene dos lecturas. Es fácilmente reconocible para quienes a lo largo de 1966 tuvieron la fortuna de presenciar los impresionantes conciertos de Dylan and The Band en el Reino Unido y Australia, porque de uno de estos escenarios, el Free Trade Hall de Manchester (Inglaterra) en una inolvidable noche de mayo, es de donde destaco esta versión de I don't believe you, por la que siempre he apostado alucinado de la espontaneidad con la que Dylan se desenvuelve en su interpretación y por el acertado acompañamiento que The Band imprime a la canción en directo. No tiene, sin embargo, I don't believe you el reconocimiento que debiera al ser uno de los temas que hizo de vaselina en la adaptación de Dylan del folk al rock, y eso que el músico la ha incorporado reiteradamente a su repertorio en directo y que la canción, en su afán de adaptarse a los sucesivos cambios en la trayectoria musical de Bob, sale casi siempre indemne, aunque alejada muy a menudo de aquellos acústicos acordes con la que fue compuesta en 1964.

Aquellos primeros sones de la canción, que tanto recuerdan Havana Moon en versión de Chuck Berry, fueron románticamente acústicos, en uno de los mejores folk de Dylan rompedor de la canción protesta para dar rienda suelta a sus sentimientos, nada halagueños por cierto durante aquellos días, en clara separación de su joven amada Suze Rotolo. Fueron aquellos acordes, ya digo, compuestos después de su viaje a Gran Bretaña en 1964 y tras unos días en París, luego Alemania y viajar posteriormente a Grecia, donde se instaló en Vernilya, un pequeña localidad a las afueras de Atenas, y con papel del hotel Mayfair y la compañía inestimable de la modelo y cantante Nico, comenzó a escribir gran parte de las canciones que en junio de ese año conformarían el álbum Another side of Bob Dylan, el disco que paulatinamente le alejaría de la canción protesta. Tiene I don't believe you una letra fácil, cómoda para ser fraseada e irónica en sintonía con el estilo dylaniano, a través de la cual se cuenta la historia de un desamor, en la que él se siente herido ante la aparente indiferencia de su amor: "Algo cambió, porque ya no es la misma, ahora finge que no me conoce", intención con la que acaba cada una de las cinco estrofas, aunque en la última él toma las riendas para sentirse aún más abandonado si cabe.

Sería injusto, no obstante, quedarnos sólo con la versión de Manchester, porque I don't believe you ha resultado ser una de las canciones que más juego ha dado, por su facilidad de adaptación, a Dylan sobre los escenarios, ya fuera interpretada acústica o con banda. Así, no pasaron desapercibidas, al menos para mí, las versiones acústicas que hizo Dylan de esta canción durante la primera etapa de la Rolling Thunder Revue en 1975 sobre los escenarios de Plymouth (31 de octubre) y Boston (21 de noviembre), majestuoso, penetrante, misterioso y envolvente, como Dylan sabe transmitir cuando se ve a solas frente al público con la guitarra y armónica. Un año después, le músico reviste a la canción con la fuerza de The Band, en el concierto de despedida de éstos en San Francisco, refrescando el tema con una acertada interpretación fraseando en su más puro estilo dylaniano. Otros autores también han versionado I don't believe you, de los que destaco el ensayo que Better Midler y Dylan hicieron durante la grabación del álbum de la estadounidense Songs for the new depression en 1975, y la interpretación de Lloyd Cole and The Commotions en Milán la noche del 3 de febrero de 1986.



No lo entiendo,
me soltó la mano
y me dejó cara a la pared.
Me encantaría saber
por qué se fue
pero no puedo acercarme a ella.
Nos besamos con ardor toda una noche salvaje
dijo que nunca lo olvidaría
pero ahora que el día aclara
es como si yo no estuviera
finge que no me conoce.

Esto es nuevo para mí,
me parece un misterio
hasta podría ser un mito
pues cuesta pensar que
ella es la misma persona
con quien estuve anoche
desde la oscuridad los sueños se abandonan
¿estaré soñando aùn?
Qusiera que abriera
la boca y hablara
en lugar de fingir que no me conoce.

Si no se siente bien
¿por qué no lo dice
en vez de darme la espalda?
Sin duda alguna
está demasiado lejos
para que yo vuelva a la carga
la noche fue un torbellino
yo recuerdo sus murmullos
pero es obvio que ella no
y es obvio que no lo hará
sólo finge que no me conoce.

Si no tuviera que adivinar
confesaría encantado
lo que habría querido hacer
si la agobié demasiado
o me porte mal
ojalá lo dijera, yo correría a esconderme
se mezcla su falda mientras la guitarra soñaba
y su húmeda boca se licuaba
pero algo cambió
porque ya no es la misma
ahora finge que no me conoce

Me marcho hoy
seguiré mi camino
de todo esto no hay mucho que decir
pero si así lo quieres
puedo ser como tú
pretender que jamás nos tocamos
y si alguien pregunta
"¿Es fácil olvidar"?
Diré: "¡Es fácil hacerlo
basta elegir a alguien
y fingir que no lo conoces!".


Escucha aquí la versión de I don't believe you en Manchester en 1966:


Pie de foto: Un momento de la actuación de Dylan (junto al guitarrista Robbie Robertson) con The Band en el Free Trade Hall de Manchester el 17 de mayo de 1966. (Autor: Mark Makin).

1 comentarios:

Anónimo,  23 de septiembre de 2010, 18:53  

Comparto tu selección, es un tema buenisimo, aunque los otros no los he oido. es la epoca del blonde on blonde ¿no? aquella epocoa fue magica, unica, tio

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.