Chimes of freedom, donde Dylan Thomas inspira al juglar doliente. De Newport'64 a Amnesty'12


Chimes of freedom (Campanas de libertad), un hermoso poema hecho canción en un momento de gran creatividad como la de aquellos días de 1964 cuando se publicó Another side of Bob Dylan, y a los ecos de un concierto, Newport, donde la estrella del folk brilla con luz propia y nos cuenta su rabia en una retahíla de descontentos bajo la inspiración más elocuente de aquel otro bardo, el galés Dylan Thomas, que empapa de su simbolismo y desgarradores requiebros poéticos a un juglar doliente con la injusticia y el infortunio de los más desfavorecidos: destellan por los refugiados en el inerme camino del exilio, por cada mísero soldado perdido en la noche. La protesta revestida de lamento poético, un creador entre sus cuerdas que vibran entonando unos acordes que rasgan la noche. Dylan en su más puro estado poético que nos hace pensar, soñar, ilusionarnos, buscar entre las líneas de su lamento las claves de su poderosa fuerza que nos atrae para enfurecernos, exaltarnos, solidarizarnos: En la fiera tarde gótica la lluvia revelaba historias, para figuras desnudas sin rostro ni lugar, doblaban las campanas por las lenguas con pensamientos sin destino, presas en situaciones asumidas. 

Curiosamente, Chimes of freedom fue interpretada en directo por Dylan antes de ser grabada para el álbum oficial, cuya partitura el juglar ejecutaría solo una vez después de las sesiones de grabación en Newport, luego la guardó incomprensiblemente en el cajón hasta 1987, que reaparece en las giras con Greatefuld Dead y en los Templos en llamas con Tom Petty and the Heartbrokens. La primera actuación de Chimes fue el 14 de mayo en los estudios Didsbury, en Manchester, para una filmación de la ATV, pero no existe por el momento difusión de esta interpretación, siendo su estreno mundial en el Royal Festival Hall londinense el 17 de mayo. Dylan grabaría la canción el 9 de junio en los estudios de Columbia en Nueva York en una maratoniana sesión. En el verano de 1964, bajo la llamada de Newport, Dylan incluye la canción en este concierto convertido en símbolo de la defensa de los derechos civiles, hito que catapultó al juglar como icono de la música folk estadounidense. A lo largo del tiempo, artistas como The Byrds y Bruce Springteens han versionado acertadamente esta canción, contribuyendo a popularizarla.

Tras una esporádica actuación el 17 de enero de 1993 para interpretar la canción en el Lincoln Memorial con motivo de la toma de posesión de Bill Clinton como presidente de EEUU, los ecos de Chimes of Freedom vuelven tras años de luces y sombras en su interpretación de la mano de Amnesty Internacional en 2012, donde una pléyade de artistas se reúnen, bajo el título Chimes of freedom. The songs of Bob Dylan, para versionar canciones del juglar con motivo del cincuenta aniversario de esta organización que, sorprendentemente, coincide con el cincuentenario de la publicación del primer álbum de Dylan. Los cuatro cedés de este proyecto discográfico han sido desigualmente aceptados por el público, de las que destacan, en mi opinión, algunas perlas como New Morning, Drifter's escape, Seven Curses y You're gonna make me lonesome when you go, intepretadas por Darren y Chuck Criss and freelance Whales, Patty Smith, Joan Baez y Miley Cirus, respectivamente.

Actuación de Dylan en Newport 1964 intepretando Chimes of freedom.
video


Concierto de Amnistía Internacional, 1988. Manolo García, Bruce Springteen
Sting, Peter Gabriel, Youssou N'Dour
 y Tracy Chapman interpretan Chimes of freedom.
video

Campanas de libertad

Allá entre el final del ocaso y el quebrado toque de la medianoche
nos cobijamos en el portal bajo el fragor de los truenos
Un grandioso arrebato de centellas disparaba sombras al estruendo
como campanas de libertad que destellan
Destellan por los guerreros cuya fuerza no es la lucha,
destellan por los refugiados en el inerme camino del exilio
por cada mísero soldado perdido en la noche
y contemplamos las radiantes campanas de libertad.

En la ciudad fundida, observamos inesperadamente
con rostros ocultos ante muros comprimidos
mientras el eco de las campanas nupciales antes del aguacero
se disolvía en las campanas del relámpago.
Doblaban por el rebelde, doblaban por el crápula,
doblaban por el desdichado, el huérfano y el desvalido,
doblaban por el paria que siempre arde en la hoguera
y contemplamos las radiantes campanas de libertad.

Entre el demente martilleo místico del granito enfurecido,
el cielo maravilló con sus poemas desnudos,
que el son de las campanas aventó con la brisa
dejando las campanas del relámpago y su trueno.
Clamaban por el gentil, clamaban por el afable,
clamaban por los guardianes y defensores de la mente,
por el pintor sin deudas desplazado de su propio tiempo
y contemplamos las radiantes campanas de libertad.

En la fiera tarde gótica la lluvia revelaba historias
para figuras desnudas sin rostro ni lugar,
doblaban por las lenguas con pensamientos sin destino,
presas en situaciones asumidas.
Doblaban por los sordos, los ciegos y los mudos,
doblaban por la madre maltratada y sola, la supuesta prostituta,
por el pequeño foragido, acosado y burlado en la caza
y contemplamos las radiantes campanas de libertad.

Y aunque un blanco telón de nubes fulguraba en la distancia
y el hipnótico rocío de la niebla se iba disipando,
las flechas de luz eléctrica aún caían disparadas sólo
para los condenados a vagar o los forzados a no hacerlo.
Doblaban por los que buscan en sus sendas calladas,
por los amantes de corazón solitario e historia privada,
y por el alma mansa de cada inocente sin justicia encarcelado
y contemplamos las radiantes campanas de libertad

Recuerdo que nos sorprendieron riendo con ojos soñadores
no atrapados por el peso de las horas ya colgadas en suspenso,
escuchábamos por última vez, mirábamos con la última mirada
hechizados, engullidos hasta el tañido final del bronce.
que dobla por los dolientes cuyas heridas no tienen cura,
por los incontables mortificados, ofendidos, perplejos, beodos y aún peor,
por todos los abrumados que pueblan este ancho mundo
y contemplamos las radiantes campanas de libertad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.